jump to navigation

URGENTE: ¿Por qué la LOMCE? 1 diciembre, 2013

Posted by Domingo in España, Soberanía.
Tags:
trackback

Lomce

A estas alturas es muy probable que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) del PP sea la iniciativa legislativa de toda la historia contemporánea española que más rechazo general ha provocado. Y, desde luego, lo es sin duda alguna entre las que pretendían ordenar el sistema educativo. A ella se oponen todos los demás grupos políticos con representación parlamentaria (que se han juramentado para derogarla en cuanto el PP pierda su mayoría), todos los sindicatos de enseñantes y de estudiantes, las asociaciones de madres y padres, la Conferencia de Rectores de Universidad, y todos los expertos con el suficiente prestigio reconocido académicamente (los del PP son otra cosa).

Igualmente es muy improbable que una ley de tanta trascendencia hubiese llegado siquiera al registro del poder legislativo en ningún otro país de Europa arrastrando una oposición tan amplia y frontal como la suscitada por la LOMCE. De hecho, tampoco había sucedido en la España actual: las cuatro leyes orgánicas de educación aprobadas desde 1985 (LODE, LOGSE, LOCE, y LOE) contaron con un amplio consenso, aunque el PP no se sumara a él en algún caso.

En efecto, Wert no ha escuchado realmente a nadie en el momento de redactar y tramitar la LOMCE. Y ése es uno de los principales argumentos de todos los sectores sociales, profesionales y académicos que la rechazan. Se trata de un inmenso “defecto de forma” propiciado por el aparente autismo político del ministro. Incluso el desarrollo posterior de la Ley General de Educación de 1970 (LGE), todavía durante el franquismo, contó con la opinión del Movimiento de Renovación Pedagógica, a la sazón un “nido de rojos”.

No obstante, la principal fuente de discrepancias es el fondo de la LOMCE, que también supone una regresión de al menos medio siglo en el modelo educativo. Y lo es precisamente en el ámbito en que el sistema español sale más airoso en los estudios internacionales: su capacidad para generar cohesión e integración social. El PP se propone instaurar un sistema de segregación que ya había sido superado por la LGE del tardofranquismo.

Muchas de las críticas a la política educativa del PP argumentan que la finalidad de la LOMCE es organizar el sistema educativo de acuerdo a los principios neoliberales, a lo que también contribuyen otras medidas, como los recortes presupuestarios o la privatización de los centros docentes. Eso explica el “para qué” de esta ley orgánica, y es del todo cierto. Pero no su “por qué”, sus raíces históricas.

Es cierto que el neoliberalismo supone una vuelta al pasado en muchos aspectos: aquellas “felices décadas” del siglo XIX y de una parte del XX en que las burguesías industriales de Occidente amasaban inmensas fortunas a costa del hambre y la explotación sin freno del proletariado. Pero en España la involución es hacia un pasado todavía más remoto. Precisamente porque durante todo el siglo XIX y hasta los años 50 del siglo XX siguió siendo un país agrario, preindustrial.

A lo largo del siglo XIX el país casi entero se mantuvo sometido a los intereses de la aristocracia terrateniente y de una débil burguesía que, incapaz de apear a la nobleza del poder económico y social, la imitó, aliándose con ella. El único intento por darle un giro real a la situación se produjo entre 1869 y 1874. Se le conoce como el “Sexenio Democrático”: una vida muy corta. Después vendría la Restauración de los Borbones. Y, con ella, nuevamente la hegemonía de la vieja oligarquía agraria, a la que se había sumado una incipiente oligarquía financiera e industrial.

Bajo su dominación España continuó siendo un país todavía mayoritariamente agrario, pobre y analfabeto, muy lejos aún de poder considerarse “industrializado”. Así llegó hasta 1931, cuando la IIª República dio un nuevo vuelco al statu quo. Y uno de sus principales medios fue el desarrollo de la Instrucción Pública (a la que dedica tres artículos la Constitución de 1931), construyendo miles de escuelas y formando miles de nuevos maestros. El resto de la historia es bastante conocido. Al menos hasta finales de los años 50, el franquismo representó una nueva apuesta histórica de la oligarquía por el atraso de España como instrumento para perpetuar su poder. Ese retorno al pasado se produjo en todos los terrenos, pero muy especialmente en el educativo: el fusilamiento, la cárcel, la depuración, o el exilio fueron los destinos de la mayoría de los docentes españoles al finalizar la Guerra Civil y en los años inmediatamente posteriores.

El tajo fue tan profundo que ni la LGE, ni todas las leyes orgánicas que le sucedieron en los últimos treinta años, han impedido que España siga ocupando los puestos más rezagados de Europa por el nivel educativo de su población, ni que también figure entre los últimos por el desarrollo competencial de sus adultos, incluyendo los titulados universitarios. Pero eso no es casual. En la medida que la monarquía actual es heredera histórica del franquismo (y de sus antecedentes), no ha sido capaz de acometer una transformación a fondo del principal instrumento de estabulación social y de difusión de valores, pero también de modernización del país. La vertiginosa sucesión de leyes orgánicas educativas en las últimas tres décadas (sin parangón en Europa) es reveladora del encono con que la oligarquía más rancia del continente defiende sus intereses.

Y en la medida que el PP es, además, el custodio político de esos intereses, no ha perdido la oportunidad para imponerlos, perpetrando un retroceso educativo sin precedentes. Por ello, tampoco es producto del azar que los únicos compañeros del viaje al pasado que Wert y el PP han emprendido con su demolición del sistema educativo y de la cultura, sean los obispos y el Opus Dei. Se sienten muy satisfechos disfrutando de su erial de toda la vida.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: