jump to navigation

URGENTE: ¿A quién representa Benedicto XVI? 20 agosto, 2011

Posted by Domingo in Relaciones Internacionales.
trackback

Hace muy poco alguien dijo en una comida familiar que a estas alturas la sociedad laica occidental representa mucho mejor los valores cristianos que la propia iglesia católica, y particularmente el Vaticano. Y yo siempre he pensado que la iglesia dio la espalda a Jesús en el año 380, cuando Graciano, Valentiniano y Teodosio firmaron el Edicto de Tesalónica, que convirtió al cristianismo en la religión oficial de los imperios romanos de oriente y occidente y a todos sus súbditos en obligados seguidores de Cristo: “Los demás, a quienes se puede juzgar como locos, sufrirán la infamia de la herejía”.

Desde entonces hasta hoy, el papa de Roma ha sido un príncipe terrenal más y, allá donde la iglesia católica extendió sus redes, sus dirigentes han sido fieles aliados del poder o, mejor, una de sus fracciones más destacadas. En cualquier caso, la mayoría se manchó las manos con la sangre de decenas de miles de inocentes y acumuló corrupción y riqueza más allá de lo imaginable.

Es Historia (así, con mayúscula), hechos conocidos, contrastados e incontestables. Esto incluye la declaración de la guerra civil española como “cruzada” y los paseos bajo palio del general Franco mientras la ONU mantenía un bloqueo absoluto sobre su dictadura por sus crímenes contra la Humanidad. De la misma manera, también supo aprovechar “algunas ventajas” del nazismo y proteger a muchos de sus jerarcas tras la derrota de 1945, aunque el Vaticano se empeñe en airear su currículum antinazi. No podrá hacer lo mismo con el apoyo explícito que prestó a Pinochet o a la junta militar argentina durante los años 70 y 80, que igualmente forma parte de su brillante historial cristiano.

Como también constituye parte destacada de su presente el inmenso escándalo de abusos a menores por parte de sacerdotes, que emergió hace una década y que continúa abierto: cada año, cada mes, salen a la luz nuevos casos. Ya son suficientes para merecer un extenso artículo de enciclopedia. Lo menos que puede decirse sobre la actitud ante estos delitos de los actuales dirigentes de la iglesia, con Joseph Aloisius Ratzinger a la cabeza, es que ha sido de una extraordinaria tibieza, cuando no de justificación y diáfana connivencia. Pero esto es sólo “lo menos”. También puede decirse que Benedicto XVI, ha encubierto y, por tanto, es cómplice de centenares de abusos a menores por sacerdotes en medio mundo. Y una de sus mejores perlas sobre el asunto ha sido de una profundidad teológica extraordinaria: “el  que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.

Afortunadamente para los niños, muchos millones de hombres no hemos cometido ese pecado, y podemos lanzar entonces algunas piedras. Sin embargo, el Defensor del Menor de la comunidad de Madrid investigará de oficio si los  manifestantes laicos del día 17 agredieron, amenazaron, o insultaron a los jóvenes peregrinos de la JMJ. Y me parece muy justo. Pero me creería que esa decisión se debe a un franco compromiso del estado español con los derechos del menor, si toda su representación en Barajas a la llegada de Benedicto XVI hubiese sido una pareja de la Guardia Civil, y unos grilletes, claro. Le sobran evidencias y pruebas para hacerlo.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: