jump to navigation

URGENTE: La parquedad verbal del estado 28 mayo, 2011

Posted by Domingo in Soberanía.
trackback

El desalojo de los indignados de la Plaza de Cataluña de Barcelona y de la plaza Ricardo Vinyes de Lleida ilustra muy bien la parquedad verbal del estado cuando “dialoga” con los movimientos sociales. La porra y la pelota de goma son casi sus únicos recursos, aunque la excusa sea limpiar un espacio público para poder celebrar el resultado de una final de fútbol. Así que el señor estado, madurito y entrado en canas, se vuelve un adolescente muy poco competente en el ámbito de la sociabilidad cuando ha de vérselas con sus propios ciudadanos. Sobre todo si éstos se organizan políticamente, y aunque lo hagan de forma totalmente pacífica. El extremo de esa suerte de “inmadurez” lo encarnan los gobiernos totalitarios, como el libio o el sirio, que no han tenido escrúpulos para usar el ejército contra su propio pueblo.

Otra cosa muy distinta es el diálogo entre poderosos. Aquí los estadistas se vuelven ancianos muy sabios y centenarios, capaces de proyectar y ejecutar complicadas estrategias de décadas de duración y de desplegar una inagotable capacidad de diálogo para alcanzar sus objetivos. La política española respecto a Gibraltar, Ceuta y Melilla (y sus contrapartidas británica y marroquí), o el largo proceso de negociación para la adhesión española a la (en aquel entonces) CEE pueden ser dos buenos ejemplos. Los botes de humo y las pelotas de goma mudan en deliciosos canapés, exquisitas cenas, mullidos sillones, y toda clase de agasajos poco conocidos para el resto de los mortales. Hasta se besan, aunque las discrepancias sean tan importantes que podrían conducirlos a la guerra.

Es muy tentador apelar al elitismo para explicar esas diferencias. Pero las auténticas razones son mucho más trascendentes. El diálogo entre poderosos los fortalece mutuamente en sus respectivos países, aún cuando entre ellos exista una manifiesta desigualdad. Un caso paradigmático, filtrado por WikiLeaks, es el de aquel presidente de un estado de Europa Oriental dispuesto a pagar por una entrevista de 20 minutos con Barak Obama. Las “fotos de familia” que preceden y suceden a las cumbres multilaterales juegan esa función, aunque en ellas se escenifique aquella desigualdad. Y las fotos de sofá de los encuentros bilaterales, también: no hay más que recordar la imagen de los pies de José María Aznar sobre la mesilla de Bush.

Sin embargo, el diálogo con el pueblo los debilita, porque los obligaría a atender intereses muy distintos de los que realmente defienden. Y esa es nuevamente la clave del problema. Esto sólo puede suceder cuando la soberanía no pertenece al pueblo. Allá donde sí la ejerce realmente la situación es muy distinta: los banqueros están en la cárcel (o en busca y captura internacional) y un comité ciudadano está redactando una nueva constitución. El lugar se llama Islandia, pero los medios de comunicación han arrojado sobre ella una tupida nube de silencio, mucho peor que las que, de vez en vez, dejan escapar sus volcanes.

El proceso electoral, que obliga a guardar las formas con exquisitez, ha terminado en España. Así que cabe esperar más desalojos a la fuerza, más porrazos y pelotazos de goma. Pero, aunque sea una lección histórica mil veces repetida, el estado parece ignorar que su violencia enconará aún más a los indignados, e indignará a nuevas personas que se sumarán al movimiento 15-M. Es uno de esos pocos asuntos en que la historia es determinista, pero el estado y sus esbirros no lo pueden evitar: están al servicio de los poderosos, y éstos no tienen cerebro, sólo avaricia. Mientras tanto, Democracia Real Ya sigue ejerciendo la razón y la no-violencia.

Anuncios

Comentarios»

1. Pedro Guerra Alemán - 28 mayo, 2011

Me pregunto si a estos pretorianos les han dado coñac como en tiempos pretéritos o algún estupefaciente como en tiempos más cercanos o les han lavado el cerebro hasta dejarlos idiotas o es tanto lo que se juegan que mucho les han debido de pagar para compensar las bajadas de sueldo, porque supongo que también tendrán hijos, hermanas y hermanos, amigos, esposas… porque no tiene explicación.

Domingo - 28 mayo, 2011

Hola Pedro
Bueno, supongo que será todo al mismo tiempo. Aunque creo que, como en todos los oficios, lo más importante es la vocación y la formación. En cuanto a lo primero, afortunadamente el “perfil político” de los aspirantes a policía en España será sin duda muy diverso, pero seguramente abundará también la “gente de orden“. Y lo que no da la vocación lo crea la formación, que filtra y modela. Aún así todo depende del dramatismo de la situación. Cuando se produjo el alzamiento militar de julio de 1936, aproximadamente la mitad de los efectivos de la Guardia Civil se mantuvo fiel a la República. Y en ciudades como Madrid y Barcelona jugaron un papel destacado en la derrota inicial de los militares sublevados.
Sin embargo, su principal rasgo es la disciplina: simplemente obedecían órdenes. Así que deberíamos preguntarnos qué pudo tomar Felipe Puig, Consejero de Interior de la Generalitat catalana. Aunque seguramente, su respuesta sería la misma que daría cualquier Mosso: “obedecía órdenes”.

2. Nabil - 29 mayo, 2011

¡Vaya! ya me extrañaba que no escribieses nada de los indignados. En San Telmo todo sigue igual, ni ha crecido ni ha menguado pero los que están no tienen intención de ir a ninguna parte.

Con respecto la linchamiento de Barcelona, por lo que tengo entendido, los funcionarios, con la excusa de limpiar para la celebración del Barça requisaron ordenadores y tiraron a la basura documentación de la protesta, por ello ofrecieron resistencia. Espero que la gente no se rinda. Las huelgas siempre caen porque los huelguistas se agotan y desisten debido al dinero que pierden si se alarga mucho la huelga, pero en este caso no hay trabajo, no hay salario que cobrar, a ver si esto sique adelante, durante las próximas décadas esto será realmente Españistán.

Domingo - 30 mayo, 2011

Hola Nabil
Si los operarios del servicio de limpieza consideraron “basura” los portátiles de los acampados, podemos estar casi seguros de que también recibieron órdenes precisas en ese sentido, porque ellos conocen perfectamente la función y el valor de un portátil.
Afortunadamente, y como tú mismo indicas, el proceso que estamos viviendo no es una huelga. Las huelgas generales, por ejemplo, pueden dañar la solidez de un gobierno según el seguimiento que tengan. Al fin y al cabo son la expresión de un desacuerdo radical, pero con una duración concreta y muy limitada. Un movimiento social, sin embargo, puede no contar con tanto apoyo, pero supone bastante más que un desacuerdo radical porque implica un proyecto alternativo, y su duración es impredecible. Y eso es lo que los hace especialmente peligrosos, sobre todo si se producen en un contexto internacional de contestación al poder político.
Otra cosa es que se pueda calificar (ya) como una “revolución”, al igual que sucede con el caso islandés. En un mensaje aparte planteas algunas dudas acerca del proceso que se ha venido desarrollando allí. Es cierto que en algunos contextos se puede haber exagerado llamándolo “revolución”. Pero también es verdad que los islandeses se han negado ya en dos ocasiones a pagar la deuda provocada por algunos de sus banqueros, que varios están en la cárcel o en busca y captura, y que un comité ciudadano libremente elegido está redactando una nueva constitución. En síntesis, allí el pueblo sigue ejerciendo su soberanía. Mientras tanto España, efectivamente, ya es Españistán.

Nabil - 30 mayo, 2011

La gente cree que la democracia se limita a ir a votar cada 4 años y esperar a que un partido mesías vele por ellos. Pero es que la democracia requiere constancia, constancia y UNA LEGISLACIÓN QUE PERMITA INTERRUMPIR UN GOBIERNO Y CONVOCAR ELECCIONES ANTICIPADAS SI EL PUEBLO LO ESTIMA NECESARIO. ¿Cuáles son las causas de que en España la gente se muestre indiferente y en Islandia sí se ejerce la soberanía popular?
Algunos responden que estamos aburguesados, pero ¿acaso no están los islandeses más aburguesados con el PIB que tienen? Yo lo que veo es que España ha sido desde siempre un país caciquil y, hoy en día, a pesar de la democracia y la Constitución, Banesto, Banco Santander, Iberdrola y otros siguen siendo eso, caciques. Es como que nunca podremos librarnos de los defectos históricos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: